#NoMásDesahucios

10959642_757233957693300_2511601024907887109_n

Visita la Págona:     http://www.nomasdesahucios.org/

Manifiesto

Exigimos soluciones ante la injusticia que se está cometiendo con las personas desahuciadas en este país.

Soluciones que son justas, posibles y que ya que se están aplicando en otros lugares:

Parar los desahucios, tanto de las familias hipotecadas como de los avalistas, hasta que se haya encontrado una solución a su situación. Y garantizar a los afectados el acceso a justicia gratuita para poder defenderse en los procesos de ejecución. En cualquier caso garantizar que ninguna persona se quede en situación de desamparo habitacional.

Regular la dación en pago, de manera que si el banco ejecuta la hipoteca y se queda la vivienda, la deuda queda liquidada, como sucede en otros países de la UE o en EEUU.

Conversión de las viviendas hipotecadas que han pasado a ser propiedad del banco mediante ejecución hipotecaria, para que pasan a ser parte de un parque publico de alquiler social que permita que las familias se queden en la vivienda. De este modo la Administración deberá forzar a las entidades financieras a asumir los precios reales de las viviendas, haciendo que los bancos renuncien a un porcentaje significativo de la deuda hipotecaria para que, a continuación, la administración compre la vivienda a precio de vivienda protegida de régimen general y el antiguo propietario pueda permanecer en ella como inquilino.

Realización de una Auditoría social sobre el funcionamiento del mercado hipotecario. Existen indicios fundados que nos indican que la ciudadanía ha sido objeto de un gran fraude que debe ser investigado para poder establecer las responsabilidades de entidades empresariales, bancarias, así como de las instituciones públicas. La misma auditoría debería aclarar dónde han ido a parar los beneficios millonarios que se generaron durante el boom inmobiliario.

Establecer los mecanismos, las reformas y las políticas necesarias para que el acceso a una vivienda adecuada no vuelva a ser jamás un negocio para unos pocos y una esclavitud para las familias trabajadoras.

Por eso te pedimos que uses nuestro sello, similar al que sirvió para desahuciar a muchas familias, para hacer llegar nuestro mensaje al Gobierno y los bancos. Porque ellos pueden tener la fuerza de la ley, pero entre todos tenemos la fuerza moral para cambiarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *