NO BASTA CON UNA DISCULPA, SEÑOR ALCARAZ. DIMITA.

Las manifestaciones del señor Alcaraz en su intervención en el IESE no se superan con una manifestación como la remitida a los medios. Un comunicado de prensa  seguramente impuesto por  el área de comunicación de Caixabank en la seguridad de que lo vertido por su Director General  afecta gravemente la imagen corporativa.

Lo dicho, por quien se ha hecho, el lugar, los argumentos concatenados, no es producto de una irreflexiva intervención. Puede que carente de la previsión suficiente de los perjuicios a la marca, aunque para estas fechas poco queda por decir de las entidades financieras españolas y su papel en la crisis financiera y la estafa hipotecaria. Lo manifestado por el señor Alcaráz está en el ADN financiero español, sin excepciones.

En otras latitudes empresariales, culturales y políticas actuaciones como esta van seguidas de la dimisión irrevocable, además de las disculpas, que de esa manera si pueden  ser consideradas sinceras.

Este momento “lo siento, me equivocado, no volverá a ocurrir” es mucho menos aceptable para quienes, además de haber sufrido la crisis, ven como la Caixa les persigue, igual que hacen el resto de entidades financieras con sus clientes respectivos.

En ejercicio del derecho de queja nos hemos convocado el siete de febrero ante la oficina de la calle Miguel Ángel 32, Madrid, de 11 a 14 horas. Como hemos hecho en otras seis ocasiones por el trato recibido como clientes afectados por el cáncer hipotecario.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.