DIA TRAS DIA EN PAH MADRID 30-6-2017

Viernes de Asamblea General, de preparativo para la concentración, tercera ante el Colegio de Abogados. Siguen sin dar señales de vida desde la institución tras la última. Desde la praxis de algunos  colegiados seguimos recibiendo malas vibraciones.

TOGAS DE ESPALDAS A LA LEY

En lo que va de semana dos nuevas situaciones en las que el colegiado de turno insiste en que no hay nada que hacer.  Que lo que procede es negociar la entrega de la vivienda y procurar que no quede deuda. También es cierto que ha llamado un letrado de un despacho para preguntar datos sobre la  titulización, pues su cliente, no de justicia gratuita, pudiera estar en esa situación

Regresaron por la asamblea Freida, de 51 años, y Bartolina, de 47, con su hija de seis meses. Viven en Villaverde, C/ José Martínez Seco, 20-2º-D, desde hace ocho meses. Pagaban un alquiler al titular de la hipoteca que fue ejecutado por Caixabank. Esta entidad quiere echarlas a la calle ahora, este es el segundo intento.

CAIXABANK_logo_CaixaBank-Logo-EPS-vector-image

El primer desahucio programado se paralizó con nuestra intervención. El día previsto estuvimos en ese domicilio. Y allí aparecieron dos ciudadanas que dijeron trabajar para el Ayuntamiento. Una contratación de servicios de mediación llevada a cabo en este distrito de Usera-Villaverde, que también funciona para el de Fuencarral.  Hemos solicitado información pero de de momento solo hay pegas para conocer cómo y por qué se tomo esta decisión, que por lo conocido choca con los criterios de la concejalía de Asuntos Sociales.

Este viernes hemos conocido que las mediadoras de Pro Vivienda están manifestando a Freida y Bartolina que la negociación que llevan con La Caixa es para tratar de que las aguanten dos meses, que luego tendrían que salir de la vivienda. Parece ser que la La Caixa, dicen, no está por la labor de un alquiler social. El segundo desahucio  está previsto para el día once. Mañana volvemos a la carga.

Estamos todos al corriente de las manifestaciones del gobierno respecto de la imposibilidad de cobrar más de sesenta mil millones de euros que prestaron a los bancos. Las manifestaciones de indignación aparecen por todos lados. Sin embargo, no es posible quedarnos en la mera manifestación por agria y justificada que sea. Ya se está dando unas vueltas a que podríamos hacer en justa compensación.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *