DIA TRAS DIA EN PAH MADRID 28-6-2017

El año 2016 terminó con 72941 ejecuciones hipotecarias iniciadas e inscritas. De ellas 21064 eran de viviendas habituales de personas físicas; 5890 eran de segundas viviendas de personas físicas; 14.175 eran  de viviendas de personas jurídicas; 3734 fueron de solares; 243448 de otras fincas urbanas; y 3730 de fincas rústicas.

En la Comunidad de Madrid se inscribieron 2298 ejecuciones de viviendas de personas físicas y 1200 de viviendas de personas jurídicas. No disponemos de momento del dato desagregado de otras fincas urbanas y de las rústicas de este territorio.

De nuestra experiencia concluimos que las mismas dificultades y posibilidades de defensa existen entre las hipotecas de las viviendas y las de otras fincas urbanas o las rústicas. La estructura de los contratos, con las variantes pertinentes, y los manejos de cesión de los créditos  es muy similar en todas las hipotecas. Otra cuestión, como es el perfil legal de consumidor, marca diferencias reales en muchos casos. No así la cuestión derivada de la legitimidad de los ejecutantes llegado el caso.

Más de un tercio de los casos que defendemos en PAH Madrid afectan a autónomos y pequeños empresarios. Personas que tienen en su mayoría el patrimonio familiar implicado en su actividad mercantil. Que cuando la crisis les ha golpeado ven como su problema hipotecario acaba engrosando las casillas estadísticas de vivienda habitual y otras fincas urbanas: locales, industrias, naves, oficinas,.. En la mayoría de las situaciones primero se pierde la infraestructura de la actividad, para seguido perder la vivienda si esta avalaba la operación financiera ejecutada.

Es en los juzgados donde no hay diferencia a la hora de sufrir la creatividad judicial y administrativa al servicio de las entidades financieras. Un ejemplo, como la ejecución de un local comercial  instada por Bankinter, que lo adjudicó en el 2014 a Intermobiliaria, por el mismo precio de la subasta, 31600 euros, redondeado. Estas sociedades tienen el mismo domicilio, Paseo de la Castellana 29, Madrid.

Se paralizó el lanzamiento y se efectuó oposición que ahora sigue en la Audiencia de Madrid. El valor catastral de la finca es de 38559,69. En febrero de 2017 Intermobiliaria vendió el local a Life at Home SLU, por 16000 euros, redondeando.

bankinterIntermobiliaria no está personada en las diligencias pendientes en la Audiencia Provincial. Sin embargo ahora es la sociedad compradora la que ha solicitado personarse en la causa, que a su vez presiona al juzgado 32 para que se agilice el asunto en la Audiencia.

En la nota simple figura que el Registrador inscribe que Intermobiliaria es titular del bien por adjudicación en subasta, lo cual no es cierto, pues fue a Bankinter a quien se adjudicó, para posteriormente cederlo a la otra firma del mismo grupo.  Esto tiene otras repercusiones fiscales que quedaron señaladas en la causa y que hemos apuntado en otro de nuestros informes día a día.

A la espera de lo que ocurra, tras los recursos elevados hoy,  sabemos que este tipo de enjuagues aparecen en otros de los casos que  se defienden en PAH Madrid. La indefensión de quienes carecen de elementos clave para protegerse está detrás del páramo económico de nuestra región,  de las calles cementerios de actividades, de los polígonos silenciosos de decenas de municipios y ciudades de nuestra Comunidad. Detrás de cada cierre echado hay una sucesión de actos ilegales organizados y rematados entre jueces y banqueros.

Cuando para el caso referido solicitamos ayuda al Ayuntamiento de Madrid se nos dijo que “no era una vivienda”. Para rematar con un “no hay plan para los cierres de actividad”.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *